jueves, 20 de febrero de 2020, 21:45
Image gallery

Las ventas al exterior de las empresas de la Comunidad sumaron el año pasado un total de 22.196,7M€, tras experimentar una subida del 18,4% en diciembre.

Comenta
Image gallery1

De este montante global, unos 170 millones corresponden a pagos directos de la PAC y más de 46 millones de euros a medidas de desarrollo rural asimiladas al Sistema Integrado de Gestión y Control.

Comenta
Cruceros A Coruña

El Puerto de A Coruña mantiene su liderazgo en cruceros y en tráfico de cereales en la cornisa cántabro-atlántica.

Comenta

Se  han repetido las elecciones y seguimos en el mismo punto de partida. No hay opciones para la formación de un gobierno mínimamente estable salvo que PSOE y Pp den su brazo a torcer y lleguen a un acuerdo de legislatura. Es lo menos que ambas formaciones deben hacer por este país. Estamos en un momento crítico y no podemos perder el tiempo tirándonos los trastos a la cabeza. Hay asuntos de suma urgencia y gravedad que hay que atender. Estamos a las puertas de una recesión mientras se negocia la salida de los británicos del marco de la Unión Europea y se recrudece la guerra comercial entre las grandes potencias. 

Comenta

A la vista de las encuestas publicadas este fin de semana y tras leer el análisis de Asca, coincido con Pablo Casado y creo que el Pp  tiene opciones de ganar las elecciones. Los sondeos publicados están inflados a favor de un  PSOE  que no remonta en sus feudos históricos y pincha en el resto. En Galicia, por ejemplo, les dan 10 escaños cuando lo cierto es que tiene complicado superar los ocho.

Comenta

Es triste tener que asumirlo pero la sensación que tenemos muchos ciudadanos en este país es la de que nuestra democracia es de juguete. Luce muy estética pero es sumamente frágil, cualquiera la puede romper. Lo hicieron los independentistas el pasado uno de octubre y lo hace a diario una administración sometida al poder político. Si no hay una clara separación de poderes la democracia es una filfa y en España esa separación no se advierte. Las últimas sentencias de los altos tribunales coinciden exactamente con lo que el Gobierno demandaba a través de la Abogacía del Estado. Una Abogacía que, por cierto, ha sido capaz de cambiar de criterio en cuestión de días sobre la potestad de un gobierno en funciones de saldar sus deudas con las administraciones autonómicas.

Comenta

Después del infierno en la tierra que supusieron las campañas electorales y a pesar de haber agotado toda la producción de cirios nacional para suplicar que el coro celestial al completo acudiera al rescate de nuestra maltratada democracia, todo ha ido a peor. El futuro del país y sus instituciones están ahora mismo sometidos a una tormenta perfecta de trilerismo político y confusión oportunista pocas veces observado en nuestra historia reciente.

Comenta

Estábamos acostumbrados a Delegados del Gobierno anodinos, funcionales, meros espectadores de la política y en eso llegó Javier Losada y se cargó el estereotipo. Ha convertido la Delegación del Gobierno en lo que siempre debió ser, una sucursal del ejecutivo de España en esta Galicia nuestra. Y ejerce su cargo con autoridad, haciendo política y mojándose en la toma de decisiones y a la hora de dar explicaciones ante los medios y la sociedad. Javier Losada es un político, elegido por otro político, Pedro Sánchez y no por el obispo de Mondoñedo como parecía que ocurriera con alguno de sus antecesores. Y a los muchachos de la Xunta les parece mal, pobrecitos ellos tan proclives a llenar de funcionarios las sedes políticas. A ver si se enteran: un político es un señor o señora que tiene los pies en el suelo pero la cabeza en el cielo soñando grandes proyectos para su país. Un funcionario es el que busca soluciones administrativas para que esos proyectos se puedan materializar. Otro ejemplo: un político es aquel que si no tiene presupuesto para una iniciativa, lo busca, lo negocia y al final lo consigue. Un funcionario se limita a señalar que el proyecto no se puede hacer por falta de presupuesto. Ya sé que esto parece Barrio Sésamo pero como veo que en San Caetano no se enteran. Pues  eso, que chapeau por Losada, un político que ejerce como tal.    

Comenta

El Partido Popular y Ciudadanos no están por la labor de abstenerse y facilitar el gobierno de Sánchez. Quieren que don Pedro se retrate llegando a acuerdos con independentistas y podemitas para que se vea de que es capaz con tal de sentarse de nuevo en La Moncloa. Vale, bien ¿y? No olvidemos que el líder de los socialistas ya se hizo la foto con los anti constitucionalistas en la votación de la moción de censura y le salió gratis. Es más, acaba de mejorar resultados en las elecciones generales, autonómicas y municipales. Vamos, que el apoyo de los antisistema no le restó un ápice de respaldo popular. Sacó a pasear el espantajo de Vox al grito  de “que vienen los fachas” y santo remedio.


Comenta

Espero que tras los resultados electorales a nuestra clase dirigente se les hayan abierto los ojos. Untar a los medios de comunicación para que digan lo bueno que soy ya no funciona, no es que se acabara el amor es que unos y otros han perdido la credibilidad. Recuerdo, hace más de veinte años, cuando estaba de jefe de prensa en una consellería de la Xunta, que tuvimos que poner una morterada de millones de las antiguas pesetas para salvar de la quiebra a un periódico de determinada provincia. Ese diario ya había sido salvado con anterioridad con dinero público. Y desde entonces hasta hoy se ha repetido la operación varias veces y no tiene remedio. Pese a todo el apoyo institucional, mal vive drenando constantemente las arcas públicas. Es evidente que no es rentable, no es competitivo y en una sociedad de libre mercado y libre competencia habría desaparecido hace décadas pero "Galicia is different".  Tenemos una decena de diarios en papel en una autonomía de poco más de dos millones y medio de habitantes y con un índice de lectura que deja bastante que desear. O sea, que es una realidad virtual lo de la prensa gallega, una filfa que nos cuesta un ojo de la cara y en aras ¿a qué?  A llenarle los bolsillos a cuatro pillos.

Comenta

Los más leídos