lunes, 9 de diciembre de 2019, 00:06

Los partidarios de Luis Villares apuestan por una coalición de todo el nacionalismo en torno al BNG. No quieren saber nada de Podemos,  se sienten engañados y utilizados. El Bloque necesita oxígeno y sabia nueva. En las pasadas Generales fue superado por Vox en el rural gallego, un síntoma evidente de que su  nacionalismo marxista no vende una escoba. Tiene que ampliar su base electoral y para eso necesita convertirse en un partido transversal, en un movimiento ciudadano.

Comenta

Afines al BNG de Lugo están montando una candidatura para las Autonómicas siguiendo el modelo que triunfó en Teruel. Si, Lugo existe, ese va a ser el lema de la nueva formación. Se han puesto como objetivo alcanzar los diez mil votos, cifra que garantizaría al menos un diputado. Tal y como se adivinan los resultados, un escaño puede valer su precio en oro. LUGO TAMEN EXISTE. Tiene gancho y si hay en Galicia una provincia marginada esa es Lugo.

Comenta

Las próximas elecciones autonómicas gallegas van a batir récords de participación en cuanto a número de partidos que concurran. Dos nuevas formaciones políticas, de corte transversal y muy territoriales, van a pelear por obtener escaños en las provincias de Lugo y Ourense. Se pone cara  la mayoría absoluta al tiempo que se incrementan las opciones de pactos. Lo que ocurra con el nuevo gobierno de España va ser clave para el devenir de los comicios gallegos.

Comenta

Los partidarios de Luis Villares apuestan por una coalición de todo el nacionalismo en torno al BNG. No quieren saber nada de Podemos,  se sienten engañados y utilizados. El Bloque necesita oxígeno y sabia nueva. En las pasadas Generales fue superado por Vox en el rural gallego, un síntoma evidente de que su  nacionalismo marxista no vende una escoba. Tiene que ampliar su base electoral y para eso necesita convertirse en un partido transversal, en un movimiento ciudadano.

Comenta

Afines al BNG de Lugo están montando una candidatura para las Autonómicas siguiendo el modelo que triunfó en Teruel. Si, Lugo existe, ese va a ser el lema de la nueva formación. Se han puesto como objetivo alcanzar los diez mil votos, cifra que garantizaría al menos un diputado. Tal y como se adivinan los resultados, un escaño puede valer su precio en oro. LUGO TAMEN EXISTE. Tiene gancho y si hay en Galicia una provincia marginada esa es Lugo.

Comenta

Las próximas elecciones autonómicas gallegas van a batir récords de participación en cuanto a número de partidos que concurran. Dos nuevas formaciones políticas, de corte transversal y muy territoriales, van a pelear por obtener escaños en las provincias de Lugo y Ourense. Se pone cara  la mayoría absoluta al tiempo que se incrementan las opciones de pactos. Lo que ocurra con el nuevo gobierno de España va ser clave para el devenir de los comicios gallegos.

Comenta