jueves, 20 de febrero de 2020, 22:03

Tres mujeres sustitutas de alcaldes inhabilitados repiten y dos hijos aspiran a relevar a sus padres fallecidos

|

26M.- La división de partidos eleva a 15 las listas en Ourense y las ciudades gallegas acumulan 77, 5 más que en 2015

Cambio o alternancia de socios y carrera política, otros motivos que propiciaron las decenas de cambios de regidores este mandato en Galicia

La legislatura que termina deja varias decenas de cambios en los 313 ayuntamientos en Galicia. Además de los diez alcaldes que lo fueron tras una moción de censura --que ahora repiten todos como candidatos el 26M--, ha habido casos vinculados a la situación judicial de los regidores o de ámbito personal, como jubilación, relevo o fallecimiento.

Entre los casos judiciales, destaca el de Negreira, ya que volvió a la Alcaldía después de sentarse en el banquillo. Así, el socialista Jorge Tuñas dejó el cargo temporalmente en manos de Manuel Ángel Leis Míguez para enfrentarse a un juicio por delito de apropiación indebida de teléfonos móviles en una etapa anterior como regidor.

Fue absuelto y, tras ello, retomó el bastón de mando. No obstante, no repite y Manuel Ángel Leis es quien encabeza la lista del PSOE.

En la provincia de Ourense, hubo cambio por inhabilitación en Rairiz de Veiga --Xosé Xaquín Rodríguez Ambrosío fue sustituido por Josefa Asunción Morgade--, y en Vilariño de Conso --donde Melisa Macía relevó a Ventura Sierra--. Las ahora alcaldesa vuelven a presentarse este domingo.

También en Ourense hubo relevo por cuestiones judiciales en Xinzo de Limia, cuyo exalcalde, Antonio Pérez, dejó su acta de edil después de ser condenado a ocho años y medio de inhabilitación por prevaricación continuada. Fue sustituido por Manuel López Casas, que cuatro meses después cedió el bastón de mando a Manuel Cabas alegando motivos personales.

En la actual lista del PP en Xinzo, Manuel López Casas ocupa el número tres de la candidatura, la cual encabeza Antonio Fernández Veiga.

PROVINCIAS DE LUGO Y A CORUÑA
En Monterroso (Lugo), Miguel Rico sustituyó a Jesús Otero (exsocialista), que cumplió algo más de un año de inhabilitación, condenado por el Tribunal Supremo, por el caso de retirada de multas de forma irregular. Esta candidatura desapareció, pero tres de sus integrantes --Beatriz Carballo Cervela, Margarita Pereiro Guerra y Vanesa Vila Pardellas-- son ahora miembros de la lista de Compromiso por Galicia.

En Camariñas también dimitió el que era regidor, el socialista Manuel Valeriano Alonso de León, que fue sustituido por Sandra Ínsua, candidata del PSOE en estas elecciones.

Aunque fue inhabilitado en primera instancia, el alcalde de Cerceda, José García Liñares, presentó recurso y la Audiencia Provincial de A Coruña ordenó repetir el juicio contra él por unas obras en las lagunas naturalizadas del jardín botánico ejecutadas en 2015. No llegó a salir de su cargo y ahora se presenta como cabeza de lista del PSOE.

UN MANDATO COMPARTIDO
Más curioso es el caso de A Rúa (Ourense), en que el BNG y el PSOE empataron a tres concejales cada uno y se repartieron el gobierno entre sus dos candidatos. Así, a mitad de legislatura María González renunció y el bastón de mando pasó a Luis Fernández Gudiña y, en ambos casos, repiten como candidatos de sus formaciones políticas para la próxima cita electoral.

Una situación parecida ocurrió en Toques (A Coruña), en que el socialista Miguel Buján accedió a la Alcaldía en enero de 2018 en relevo de su socio del gobierno del BNG, José Ángel Penas. Sin embargo, en este caso no se debió a un empate, sino que los nacionalistas obtuvieron un concejal menos, pese a ostentar la Alcaldía primero. Ambos son candidatos.

FALLECIMIENTO DE ALCALDES
Por causa luctuosa, se produjo una sucesión en el municipio ourensano de A Gudiña, ya que falleció su regidor, Guillermo Lago. Asumió el bastón de mando su hijo, José María Lago, que ahora encabeza la candidatura del PPdeG para las municipales.

Similar situación ocurrió en Tordoia (A Coruña), donde murió el regidor, Antonio Pereiro Liñares, lo que llevó a la Alcaldía a Inés Santos, que era la concejala de Servicios Sociales y que sonó después para continuar como candidata. Sin embargo, finalmente es el hijo del que era alcalde, Antonio Pereiro, quien encabeza la lista municipal.

EN TRIVES, TRASVASE DE SIGLAS
Uno de los casos singulares en Ourense es el de A Pobra de Trives, en que el que era alcalde, José Fernández Blanco, dimitió por discrepancias con los miembros de la Agrupación Trivesa Independente, tras lo que tomó el relevo Domingo Diéguez.

Ahora Diéguez es el cabeza de lista del PP en una lista que otros tres concejales de la antes candidatura independiente le acompañan en los primeros puestos. Por parte de los ediles populares del mandato que ahora termina, únicamente repite Agustín Rodríguez, y concurre en el puesto cinco.

Por motivos como jubilación o relevo generacional se dieron los casos de Culleredo (A Coruña), en que el socialista Julio Sacristán delegó el bastón de mando en José Ramón Rioboo, que ahora vuelve a ser candidato.

También se retiró el alcalde de Taboadela, Manuel Gallego, que era el más veterano de Galicia con 47 años de mandato y 52 como concejal. Ahora encabeza la lista popular José Antonio Paz Prieto, concejal desde 2015.

CAMBIO EN CABANAS PARA SER CANDIDATO EN NARÓN
En Narón, José Manuel Blanco anunció su retirada por jubilación después de 34 años en política municipal y fue relevado por Marián Ferreiro, que es la actual candidata de Terra Galega la Alcaldía. En este ayuntamiento se da la circunstancia de que el candidato del PP, Germán Castrillón, era el regidor de Cabanas, donde dejó de serlo en febrero de este año después de tres mandatos para presentarse por este otro ayuntamiento.

El exregidor de Cabanas, que sigue como concejal, fue sustituido por Manuel González en la Alcaldía, actual número dos de la lista a las municipales, que encabeza Elena María Arias Martínez.

Por relevo generacional también se produjo un cambio en Allariz (Ourense), en que el nacionalista Francisco García dejó la Alcaldía y la ahora regidora, Cristina Cid, es candidata a la reelección; y en O Rosal (Pontevedra), en que Jesús Fernández fue sustituido por María del Carmen Alonso, que volverá a pugnar por la Alcaldía.

En San Amaro, el alcalde popular, desde 2003, Ernesto Pérez, dimitió para que se "abrir paso a nuevas personas". Le sustituyó Fernando Redondo, ahora candidato.

Por motivos de salud, María Barral Barreiro --que vuelve a ser candidata-- relevó al también socialista Ramón García Vázquez en la Alcaldía de Betanzos.

CARRERA POLÍTICA
En este mandato, además, los que eran alcaldes de Melide, Baiona, Boqueixón --Ángeles Vázquez, Jesús Vázquez, Ovidio Rodeiro-- fueron llamados por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para incorporarse a su gobierno, por lo que dejaron las Alcaldías en manos de Dalia García Couso, Ángel Manuel Rodal Almuiña y Manuel Fernández Munín, respectivamente. Todos ellos repiten como candidatos.

También el que era regidor de Outes, Carlos López Crespo --fallecido recientemente por un cáncer---, dejó la política local para ser diputado en la Cámara esta legislatura. Ocupó el cargo Beatriz Molinos Vidal, que vuelve a ser cabeza de lista del PP.

En las filas de En Marea, dejó la Alcaldía de Manzaneda Davide Rodríguez, cuyo sucesor, Félix Domínguez Cortiñas, es el candidato de Son de Manzaneda-Mareas Locais.

Por su parte, el alcalde de Amoeiro, Rafael Villarino, dio el salto a la capital ourensana en estas elecciones para ser candidato del PSOE. Dejó su puesto recientemente a manos de José Luis González, aspirante socialista en este municipio.

CAMBIO DE SOCIOS Y CESIÓN DE LA ALCALDÍA
El caso de Sanxenxo no solo se produjo un cambio de alcalde. En este caso, el que era regidor, Gonzalo Pita (Sanxenxo Agrupación Liberal) rompió con sus socios de gobierno --PSOE y BNG-- y pactó con el PP de Telmo Martín su incorporación al gobierno y la cesión de la Alcaldía.

El dirigente popular repite como candidato, al igual que Pita, que siguió como teniente de alcalde.