martes, 14 de julio de 2020, 10:46

La división derecha-izquierda ya no sirve

|

Los ciudadanos deberíamos darnos cuenta de que el mundo ha cambiado mucho desde la revolución industrial. Hoy el poder no está en la propiedad de las factorías, ni siquiera en la titularidad de los grandes bancos, los dueños del mundo son los traficantes de datos, si, esas multinacionales que condicionan y programan nuestras vidas, que saben más de nosotros que nosotros mismos. Nos hemos metido en sus redes y nunca mejor dicho. Y lo hemos hecho gratis, les hemos vendido el alma a cambio de una ficción. 

Resulta sorprendente que,  en términos políticos, sigamos divididos entre derecha e izquierda. La derecha caciquil y la izquierda proletaria. Estamos tan pendientes de revisar el pasado que no nos damos cuenta de que esa retórica solo sirve para los libros de historia. En el mundo de hoy, están los que deciden que va a pasar cada día y los que sufrimos las consecuencias de sus decisiones. Y esos señores, que nos imponen arbitrariamente nuestro devenir, no son ni de derechas ni de izquierdas, son, simplemente, los putos amos. Pueden hundir las bolsas o quebrar un país, abrir una crisis política o iniciar un conflicto bélico. Juegan con la geo-estrategia como un niño con un puzzle. Y no les tiembla el pulso. ¿Vamos a reaccionar? O seguimos jugando a poli malo (la derecha) y poli bueno (la izquierda) mientras los ladrones se llevan el botín? Lo dicho, la revolución industrial se inició  en la segunda mitad del siglo XVIII, no les parece que va siendo hora de jugar a otra cosa?