miércoles, 23 de octubre de 2019, 18:53

La confianza empresarial cae un 2,2% en el cuatro trimestre en Galicia, menos que la media nacional

|

En el conjunto del Estado se desploma un 2,9%, su mayor descenso desde 2013
El Índice de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA) en Galicia descendió un 2,2% en el cuatro trimestre de 2019 con respecto al tercero, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La cifra gallega es siete décimas inferior a la registrada en el conjunto del Estado, donde la confianza empresarial se desploma un 2,9 por ciento, lo que supone su mayor descenso desde 2013.

Así, la gallega se convierte en la sexta comunidad en la que menos desciende este indicador para el periodo entre octubre y diciembre, al situarse por detrás de Asturias (-9%), Canarias (-1,1%), Valencia (-1,4%), La Rioja (-1,4%) y Cantabria (-1,4%).

En concreto, el balance de expectativas (diferencia entre las opiniones de los empresarios optimistas y los pesimistas) se situó en Galicia en -5,3 puntos, por debajo de la media estatal de -2,7 puntos.

Con todo, el porcentaje de establecimientos empresariales de la Comunidad que piensan que la marcha de su negocio será desfavorable entre octubre y diciembre de este año se ha situado en el 19,1%, cifra ligeramente inferior a la estatal (19,5%).

Por su parte, el balance de situación (deferencia entre respuestas favorables y desfavorables respecto al trimestre finalizado) ha subido 3,1 puntos. Así, un 19,3% de los establecimientos empresariales tienen una opinión favorable, un 64,5% normal y un 16,2% desfavorable.

TOTAL DE ESPAÑA
El Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), cuya publicación corresponde al Instituto Nacional de Estadística (INE), se desplomó un 2,9% en el cuarto trimestre de este año en relación al trimestre anterior.

Este retroceso de la confianza es el más pronunciado en cualquier trimestre desde 2013, cuando el INE empezó a elaborar este indicador.

El descenso de la confianza empresarial registrado entre octubre y diciembre se debe al empeoramiento tanto del indicador de situación actual como el de expectativas.

En concreto, en España el balance de expectativas se situó en -2,7 puntos, frente al avance de 4,7 puntos registrado en el trimestre anterior.

Esto se debe a que el porcentaje de establecimientos empresariales que piensan que la marcha de su negocio será desfavorable entre octubre y diciembre de este año se ha situado en el 19,4%, cifra superior a la del trimestre anterior (16,7%).

Al mismo tiempo, el porcentaje de empresarios que opinan que su negocio marchará de manera normal ha aumentado hasta el 63,9%, mientras que los empresarios que se muestran optimistas sobre la evolución de su negocio se han reducido desde el 21,4% del trimestre anterior al 16,7%.