viernes, 22 de noviembre de 2019, 08:17

Sánchez y Casado obligados a entenderse

|

Si las previsiones electorales de Asca se confirman Pedro Sánchez tiene un problema.  O deja gobernar a Pablo Casado con sus aliados o pacta un gobierno con el lider del Pp. En ningún caso podrá volver a negociar gobierno alguno con los socios de la moción de censura. Lo acontecido en Cataluña no solo va a marcar el resultado electoral sino también el devenir político de este país. Si algo va a quedar claro el próximo día 10 de noviembre es que España no paga a traidores. La deslealtad sistemática del gobierno Catalán y los partidos que lo sustentan hacia las instituciones y el conjunto de los españoles es inadmisible y no se puede tolerar un minuto más. El gobierno que salga de las urnas tiene que garantizar que en Cataluña se cumplan las leyes y se garantice la seguridad y la libertad,  ahora ausentes de sus calles y plazas. 

La sociedad española está cansada del permanente chantaje nacionalista, de la ofensa constante, del desprecio  hacia todos los símbolos propios de nuestro Estado.  Y de continuas campañas de difamación, tanto dentro como fuera de España.  Por todo ello el próximo domingo los ciudadanos vamos a hablar alto y claro.