sábado, 7 de diciembre de 2019, 04:27
BLUE STAR

Rosa Quintana: "La Xunta activó de manera inmediata sus medios tras conocerse el accidente del Blue Star"

|


Image gallery1



La conselleira del Mar, Rosa Quintana, explicó hoy en el Parlamento que la Xunta activó de manera inmediata sus medios de salvamento y lucha contra la contaminación marina tras conocerse el accidente del mercante Blue Star el pasado 22 de noviembre en la costa de Ares. En este sentido, frente a quien acusa a la Xunta de no disponer sus medios y de pasividad, la titular de Mar incidió en que el Ejecutivo gallego puso todos sus efectivos a disposición de Salvamento Marítimo del Estado, que fue el encargado de coordinar el operativo, y que desde el primer momento estuvo en la zona, siguiendo de cerca el operativo, el subdirector general del Servicio de Guardacostas de Galicia, Lino Sexto, a bordo de la embarcación Serra do Faro, que estuvo acompañada también por el buque Ría de Vigo.


La representante del Gobierno autonómico incidió en que su departamento también activó el Plan Territorial de Contaminación Marina Accidental (Plan CAMGAL) en fase de alerta -que llegó a activarse en emergencia nivel 1 el último día de extracción del combustible del buque al picarse la manguera y producirse un pequeño vertido- en previsión de que pudiera haber algún episodio de contaminación marina. Mientras, los técnicos del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), adscritos al Plan CAMGAL, realizaron simulaciones de corrientes para ayudar a actuar en caso de que se produjese algún tipo de vertido.


A mayores, Portos de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, mantuvo preparados los muelles de Ares y Sada por si fuera preciso actuar desde ellos para la transferencia y disposición de medios de lucha contra contaminación y el helicóptero del Servicio de Guardacostas Pesca 2 colaboró en los trabajos de evacuación de la tripulación del carguero.

Rosa Quintana lamentó el uso político de este tipo de sucesos por parte de la oposición y aclaró que adoptar algunas medidas propuestas, como el despliegue de barreras de contención ante la posibilidad de un episodio de contaminación, sería contraproducente al dificultar las maniobras para coger remolque y ser un peligro para los buques auxiliadores. Además, las condiciones meteorológicas y marítimas estropearían esas barreras a consecuencia del impacto con las rocas y con el propio barco.


La titular de Mar también habló sobre las competencias de salvamento marítimo y destacó que lo más importante es coordinarlas y gestionarlas adecuadamente. En este sentido, frente a quien apunta a que las emergencias se coordinan desde Madrid y a 600 kilómetros de la costa, recordó que sucesos como el del Blue Star ya se coordinan desde Galicia -el caso de este carguero lo coordinó la torre de control de Salvamento Marítimo de A Coruña- y que las competencias son ejecutadas por técnicos con experiencia en la materia, por lo que destacó que esa gestión no mejoraría si fuera realizada por políticos.



Medios de lucha contra la contaminación


Rosa Quintana hizo balance además de las mejoras realizadas en los últimos años en materia de salvamento y lucha contra la contaminación así como de planificación señalando todos los avances en esta materia fueron realizados bajo los Gobiernos de Manuel Fraga o Alberto Núñez Feijóo. Entre ellas citó la incorporación de los buques Irmáns García Nodal y Sebastián de Ocampo, con equipos de lucha contra la contaminación, al Servicio de Guardacostas de Galicia, así como el buque Ría de Vigo, designado para el Noroeste de la Península Ibérica por la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA) y con un acuerdo para colaborar con Galicia.


A esos medios se sumó la disposición de dos naves logísticas en Cambados de almacenamiento de materiales para la lucha contra la contaminación y contenedores en los principales puertos autonómicos. La Xunta también aprobó el Plan CAMGAL, puesto en marcha en 2012 y revisado en 2016, y Galicia participó en los últimos años en 15 proyectos europeos relacionados con la contaminación marina. A esto se añade la mejora de la operatividad de los dos helicópteros de Guardacostas, con guardias presenciales las 24 horas y los 365 días del año.


En este sentido, la conselleira del Mar defendió la necesidad de trabajar coordinados y unidos con otros estados miembros y comunidades autónomas puesto que los expertos consideran que ningún país puede hacer frente por sí solo a casos como el Prestige y que accidentes como el de la plataforma petrolífera del golfo de México en 2010 muestran la necesidad de esa coordinación. “Que dos gigantes como la UE y los Estados Unidos tengan que pedir ayuda dan muestra de la importancia de la colaboración entre estados”, aseveró Rosa Quintana.


En su intervención, la titular de Mar también tuvo un recuerdo para los tripulantes fallecidos y el desaparecido en el naufragio del pesquero Sin querer dos en diciembre del año pasado, un accidente sobre el que destacó que se cumplieron los tiempos de respuesta establecidos y que habrá que esperar a las conclusiones que se deriven de las investigaciones puestas en marcha por el juzgado de Instrucción número 2 de Corcubión y por la Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim).