martes, 7 de julio de 2020, 08:02

Alcoa plantea un despido colectivo que afectaría a un máximo de 534 empleados

|


1590664073783



Alcoa ha informado de que la reunión que ha mantenido hoy con el comité de empresa de la fábrica que la multinacional tiene en San Cibrao (Lugo) ha sido para informar a sus representantes de las “graves circunstancias y de la situación insostenible por la que atraviesa la planta de aluminio”, así como para confirmar el “inicio de un período de consultas para un proceso de despido colectivo”.

El cierre de la planta de Aluminio, debido “a factores estructurales inherentes y a dificultades de carácter permanente”, aclara la multinacional, afectaría “potencialmente hasta a un máximo de 534 empleados”.“La compañía es consciente del posible impacto en los empleados y ha propuesto abrir un período informal de consultas con la representación de los trabajadores, que tendrá una duración aproximada de tres semanas, para explicar la situación de la planta, los retos que afronta y discutir las opciones y medidas”, señala Alcoa en un comunicado. 

También aclara que “el propósito de esta consulta informal es poder avanzar con los representantes de los trabajadores antes de iniciar un período formal de consultas, que tiene unos plazos concretos”. Precisa, asimismo, que “no se tomará ninguna decisión hasta que el periodo de consultas haya concluido”.

En cuanto a los motivos que han llevado a la multinacional a tomar esta decisión, Alcoa afirma que “la planta afronta una serie de problemas externos de producción y de mercado que han hecho que la producción de aluminio primario sea ineficiente y la operación de la planta no sea competitiva”.

Entre esos problemas estructurales cita “los altos costes de energía y el bajo precio del aluminio que, junto con el exceso de capacidad global, han causado significativas pérdidas recurrentes, que se prevé que continúen”. El complejo industrial de San Ciprián está compuesto por una planta de aluminio y una planta de alúmina, que emplean a 633 y 510 personas respectivamente. 

“La reestructuración prevista en la planta de aluminio prevé operar solo sobre una parte de la fundición”, precisa Alcoa, de modo que “la producción de la planta de alúmina de San Ciprián no se verá afectada por este periodo informal de consultas”.



La Diputación de Lugo rechaza las pretensiones de Alcoa 


El Presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé Roca, mostró el rechazo frontal de la institución provincial a las pretensiones anunciadas este jueves por la dirección de la factoría de Alcoa en San Cibrao de un desnudado colectivo de 534 trabajadores y trabajadoras. “ES una muy mala noticia para la comarca de la Mariña y para toda la provincia de Lugo, y la Diputación estará, como siempre, con los trabajadores y con las trabajadoras, y con los ayuntamientos de la comarca de la Mariña para reivindicar el futuro de los vecinos y de las vecinas de la Mariña y del conjunto de la provincia de Lugo. La Diputación no va a quedar impasible, ni puede permanecer al margen”, subrayó José Tomé. 


La medida anunciada por la compañía, aseguró, “es la prueba clara y palpable de que la empresa estuvo jugando con todos nosotros, dado que es una decisión de mucho calado, y eso no se toma en poco tiempo. Para mí, esto obedece más la una política de interés económico, pero también de interés xeoestratéxico que responde la otros intereses”. El Presidente exigió a la Xunta que tome medidas y ejerza las competencias que tiene atribuidas en materia de industria por el Estatuto de Autonomía. “Se acabaron las fotos vacías de contenido. No conozco ninguna propuesta seria que se había hecho para solucionar el tema de Alcoa. ES hora de poner arriba de la mesa los intereses de Galicia, que son los mismos que los de la provincia de Lugo, los de los trabajadores y los de los ayuntamientos”. 


“El Presidente de Junta, el señor Feijóo”, recalcó José Tomé, “debe tomar ejemplo del Gobierno vasco en lo relativo al apoyo de las empresas estratégicas de nuestro país. En Galicia lo podemos hacer también, porque todos los años quedan millones y millones de euros del IGAPE que no se aplican y que no se aportan al tejido productivo gallego. ES el momento de hacerlo y de poner soluciones enzima de la mesa”. 


Por lo que respeta al Gobierno de España, el Presidente recalcó que “es necesario el reglamento electrointensivo que permita a las empresas que operen en España tener unas condiciones semejantes al resto de Europa. Si ese reglamento puede ser acordado con todos los sectores implicados pues mucho mejor, pero necesitamos ese reglamento”. También le pidió al Ministerio de Industria “que analice el retorno económico de las ayudas que se le dieron a la empresa y que, por lo que he entendido, en muchos casos no sirvieron para cumplir con los objetivos. Es decir, no aplicaron esas ayudas en el que se comprometieron. Que el Ministerio mire, ya que, se dan ese paso, por lo menos que no lleve además nuestro dinero”. 


Asimismo, planteó al Gobierno de España que “ estudie la posibilidad de entrar en el accionariado de este tipo de empresas, como lo están haciendo otros países europeos como Francia o Alemania, que están reforzando un sector público de empresas estratégicas”. 


“Creo que de estos casos también tenemos que aprender, tenemos que sacar lecciones positivas para el futuro y sobre todo, cuando haya gente que especula con la deslocalización de empresas y no le importa perjudicar a provincias, a territorios y la comunidades autónomas, como es el caso de Lugo, de la Mariña o de Galicia, pues por lo menos que no le salga gratis y que no lo tenga fácil, que lo tenga un poco más difícil”, concluyó.



Alu Ibérica lamenta la enésima falta de apoyo del Comité de Empresa de la Planta de A Coruña 


Ante las concentraciones y declaraciones realizadas el día de hoy por el Comité de Empresa de la planta de A Coruña, la dirección de Alu Ibérica desea comentar lo siguiente:


  • La dirección muestra su decepción ante las continuas acciones en contra del proyecto de futuro llevadas a cabo por el Comité de Empresa de Alu Ibérica A Coruña, que generan confusión entre el resto de los trabajadores y cuyo único fin es la desestabilización del plan que la compañía quiere llevar a cabo sin tener una alternativa real a cambio.
  • La dirección actuará con toda su batería legal frente a las amenazas y presiones recibidas por parte de dicho Comité de Empresa. Además, estudiará si la movilización de hoy ha contravenido las normas de seguridad e higiene dictadas en el Estado de Alarma.
  • Los gestores animan al Comité de Empresa de A Coruña a seguir los pasos del de Avilés, que actualmente están ayudando y trabajando en la implementación del proyecto con el objetivo de garantizar el futuro de las plantas y del empleo.
  • La compañía lamenta que el Comité de A Coruña no reconozca el esfuerzo y la inversión realizada desde su entrada hace mes y medio, con las numerosas medidas adoptadas e inversiones hasta la fecha, tal y como se ha explicado en las sucesivas reuniones presenciales mantenidas.
  • La dirección insiste una vez más en que la viabilidad de la compañía, la actividad y los empleos pasa por trabajar de forma conjunta en el proyecto común de futuro, único real y viable hoy en día.
  • De no ser así, alerta de que podrían asistir a una situación de cierre o reducción de plantilla similar a las producidas hoy en otras plantas industriales en Lugo o Barcelona.